Memorias de un cero a la izquierda

Mi pequeña ventana pública

Granadilla, al amparo del pantano de Gabriel y Galán

leave a comment »

Vistas desde el Castillo de Granadilla

En 1170 Fernando II fundó la villa de Granadilla, con el objetivo de contener los avances de los musulmanes que dominaban cercanas las tierras leonesas. Por ello se eligió cuidadosamente su ubicación, en un alto sobre la margen del río Tajo, y se protegió el núcleo urbano por una robusta muralla almenada de argamasa, sin torres de vigilancia, que únicamente podía ser franqueada por dos puertas, la puerta de la Villa al Noroeste y la de Coria al suroeste.

El Duque de Alba mandó construir el Castillo en el año 1473 a Juan Carrera y Tomás Bretón, con el objetivo de facilitar la vigilancia de este tramo del río. Esta fortificación es la única que se conserva de su categoría y cuenta con una base prismática central y cuatro cuerpos semicilíndricos adosados.

Granadilla

La construcción del embalse de Gabriel y Galán provocó la inundación de la mayor parte de las tierras de labranza que proporcionaban sustento a sus ciudadanos, motivo por el que quedó completamente despoblado en 1966. Gran parte de sus habitantes, junto con vecinos de otros pueblos afectados, entre los que destacan Arrofranco y Martinebrón, fueron realojados en Alagón del Caudillo (hoy Alagón del Río), pueblo creado a finales de la década de 1950. Desde entonces el pueblo de Granadilla ha permanecido en silencio, desmoronándose lentamente hasta que, en 1980, fue declarado Conjunto Histórico Artístico, y comenzando posteriormente su reconstrucción dentro del Programa Interministerial de Pueblos Abandonados.

El acceso a Granadilla se realiza a través del pueblo de Zarza de Granadilla, tomando el Camino del Cordel, una vía asfaltada de poco más de 10 kilómetros, que finaliza al pié del Castillo. Aquí dejamos el coche y nos adentramos en el pueblo a través de la Puerta de la Villa.

Granadilla

Lo primero que vemos es una calle empedrada, cuyas casas se encuentran perfectamente reconstruidas y pintadas con llamativos colores, que nos lleva directamente a la Plaza Mayor. Esta plaza se encuentra en el punto más elevado de la villa, y conforma el centro estructural del municipio. Si bien esta plaza es de gran belleza, se recomienda primero subir al castillo, cuyo acceso está justo a la derecha de la puerta que acabamos de franquear, para contemplar la estructura del municipio, así como el entorno que lo rodea.

Pasear por su muralla de origen almohade nos sumerge en un viaje al pasado, que nos transporta de la belleza de las viviendas ya reconstruidas, a la soledad de aquellas que esperan pacientemente su turno, y de ahí a los pequeños huertos que, en un intento por introducir un atisbo de vida pasada, alojan algún animal que retoza alegremente para los visitantes: caballos, cerdos y toros principalmente.

Más imágenes de Granadilla.

About these ads

Written by Dominguetor

febrero 1, 2011 a 14:05

Publicado en Lugares

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: